201411.28
0

reforma fiscal

El Boletín Oficial del Estado de hoy, 28 de noviembre, publica las tres leyes que conforman la reforma fiscal: la Ley 26/2014, que modifica la Ley del IRPF y del IRNR; la Ley 27/2014, del Impuesto sobre Sociedades y la Ley 28/2014, por la que se modifican la Ley del IVA, la Ley 20/1991, de 7 de junio, de modificación de los aspectos fiscales del REF de Canarias, la Ley de Impuestos Especiales, y la Ley 16/2013, de medidas en materia de fiscalidad medioambiental.

En el ámbito del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas se adoptan en primer lugar diversas medidas tendentes a minorar de la carga tributaria soportada por los contribuyentes, entre las que cabe destacar las siguientes:

  •  Se aprueba una nueva tarifa aplicable a la base liquidable general, en la que se reducen tanto el número de tramos, de los siete actuales a cinco, como los tipos marginales.
  •  Para los perceptores de rendimientos del trabajo se ha revisado la reducción general por obtención de tales rendimientos integrándose en la misma la actual deducción en cuota por obtención de dichos rendimientos, al tiempo que se eleva su importe para los trabajadores de menores recursos.
  •  En el caso de los trabajadores por cuenta propia o autónomos, se ha incrementado la reducción actualmente existente aplicable a determinados trabajadores por cuenta propia al tiempo que se ha creado una reducción general para el resto de autónomos de menores recursos, absorbiendo ambas reducciones, al igual que en el supuesto de los trabajadores por cuenta ajena, la deducción por percepción de rendimientos de actividades económicas.
  •  En cuanto al tratamiento fiscal de la familia, se eleva tanto el importe del mínimo personal, como el correspondiente a los ascendientes y descendientes que convivan,  aprobándose tres nuevas deducciones.
  •  La minoración de la tributación se traslada al sistema de retenciones e ingresos a cuenta, rebajándose los tipos de retención, al mismo tiempo que se establecen tipos más reducidos para los administradores de entidades de menor tamaño que pasará a ser del 19 por ciento, así como la reducción del tipo de retención aplicable a los profesionales.
  •  Se rebaja del 40 al 30 por ciento el porcentaje de reducción aplicable a los rendimientos con período de generación superior a dos años u obtenidos de forma notoriamente irregular en el tiempo y se ha introducido mayor claridad y se han simplificado los requisitos para su aplicación en el ámbito de los rendimientos del trabajo.

En segundo lugar se incorporan medidas para estimular la generación de ahorro como son, entre otras, la aprobación de una nueva tarifa aplicable a la base liquidable del ahorro y la creación de un nuevo instrumento, el Plan de Ahorro a Largo Plazo, cuya especialidad radica en la exención de las rentas generadas siempre que se aporten cantidades inferiores a 5.000 euros.

Por último se adoptan también medidas de signo contrario a las anteriormente mencionadas que suponen una ampliación de la base imponible del impuesto entre las que cabe destacar, la revisión de la exención aplicable a las indemnizaciones por despido, que tendrá como límite la cantidad de 180.000 euros, y de la exención vinculada a la entrega de acciones gratuitas a los trabajadores de la propia empresa en la que trabajan.

Enlace a la disposición. (Ley 26/2014)

Enlace a la disposición. (Ley 27/2014)

Enlace al a disposición. (Ley 28/2014)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *