201804.11
0

 

La sentencia dictada por la Sala de lo Social del Tribunal Supremo el pasado 13 de febrero, cambia su doctrina sobre el inicio del período de disfrute de los permisos por matrimonio, nacimiento de hijo y fallecimiento de familiar, declarando que, si el día en que se produce el hecho causante no es laborable, el día inicial para el disfrute de dicho permiso debe ser el primer día laborable que le siga.

El litigio del que ha conocido el TS, encuentra su origen en un conflicto colectivo planteado por un sindicato, para resolver la cuestión sobre cómo interpretar la regulación que el Convenio Estatal de Contact Center hace de los permisos retribuidos, para determinar cuál ha de ser la fecha de inicio de disfrute de los mismos.

Para la Sala, la conclusión a la que debe llegarse a partir de la redacción de los artículos legales y convencionales en juego, es que los permisos se conceden para su disfrute en días laborables, pues en días festivos no es preciso pedirlos porque no se trabaja.

De este modo, si el día en que se produce el hecho causante no es laborable, no se inicia el permiso por matrimonio, nacimiento de hijo o fallecimiento de familiar hasta el primer día laborable que le siga.

Se trata de una sentencia que resuelve la problemática suscitada por un caso concreto, pero que sin duda es extrapolable a cualquier caso en que se debata sobre la fecha de inicio del disfrute de un permiso “con derecho a retribución”, de tal manera que, en todos ellos, y no sólo en supuestos como los listados en el artículo del convenio colectivo enjuiciado, el primer día de disfrute deberá ser laborable.