201903.05
0

practicas


El BOE del pasado 21 de febrero publicó la Ley 1/2019, de 20 de febrero, de Secretos Empresariales, cuyo objetivo es mejorar la eficacia de la protección jurídica de los secretos empresariales contra la apropiación indebida en todo el mercado interior, completando la regulación de la Ley 3/1991, de 10 de enero, de Competencia Desleal.

El objeto de esta Ley es la protección de los secretos empresariales, que configura como cualquier información que sea secreta, tenga valor empresarial y haya sido objeto de medidas razonables por parte de su titular para mantenerla en secreto.

En ella se consigna un catálogo abierto de acciones de defensa, que contiene la designación y configuración sustantiva de los más importantes remedios reconocidos al titular del secreto empresarial para hacer frente a su violación, con especial atención a la regulación de la indemnización de daños y perjuicios, que se extiende tanto a su contenido económico como a la facilitación de su cálculo y liquidación en línea con lo ya dispuesto en materia de infracción de patentes y por extensión de otros derechos de propiedad industrial.